Inicio > Civilización Mongol > Imperio Mongol

Imperio Mongol

El Imperio mongol fue el imperio de tierras continuas más extenso de la historia. En su apogeo se extendió desde la península coreana h

Expansión del territorio mongol

Expansión del territorio mongol

asta el río Danubio.

Instituido por Gengis Kan a partir del año 1206, el imperio llegó a tener una extensión máxima de unos 36 millones de kilómetros cuadrados, incluyendo a algunas de las naciones más avanzadas y pobladas de la época, como China, Iraq, Irán y los países de Asia Central y Asia Menor.

Formación

Gengis Kan o el Gran Kan  también escrito Genghis Khan, Cingiz Jan o, en transcripción española, Genghis Khan,  fue un príncipe mongol que unificó a las tribus nómadas de esta etnia del norte de Asia, fundando el primer Imperio Mongol. Su verdadero nombre era Temüjin (que significa “el mejor acero”). Bajo su liderazgo, los mongoles comenzarían una oleada de conquistas que extendería su dominio a un vastísimo territorio ocupando desde Europa Central hasta el sur de Asia. En el marco de esta expansión, las hordas mongolas conquistarían importantes reinos de Asia, como el Imperio Jin del norte de China (1211-1216), el Imperio Tangut, el reino Kara-kitai y el Imperio de Jorezm.

Organización

Ejército mongol

El Ejército mongol fue durante los siglos XII y XIII uno de los mejores del mundo por su movilidad y estrategias, que lo hicieron temible entre sus contemporáneos. Gengis Kan y otros militares mongoles introdujeron varias innovaciones que permitieron a su ejército conquistar vastos territorios aun estando en desventaja numérica durante las batallas que enfrentaron.

El sistema militar mongol se fundamentaba en el estilo de vida nómada de los mongoles. Con el tiempo se sumaron al mismo otros elementos inventados por Gengis Kan, sus generales y sus sucesores. Por otro lado, la tecnología que los mongoles utilizaron para atacar fortificaciones fue adaptada a partir de otras culturas, y consecuentemente se integraron a las estructuras de mando expertos técnicos extranjeros.

Yasa

Gengis Kan tenía un código de leyes llamado Yasa, que reunía tradiciones del pueblo, además de sus pensamientos e inquietudes sobre cómo debía ejercerse el gobierno.[4] Bajo el mandato de Gengis Kan, todos los individuos (siempre y cuando fueran nómadas) y las religiones eran consideradas iguales por la ley mongola, mientras que eran discriminados los pueblos sedentarios, en especial los chinos. Permitía el uso de la tortura y exoneraba a los médicos del pago de impuestos.

El Yasa era escrito en rollos de papel almacenados en volúmenes que sólo podían ser vistos por el Jan o sus asesores más cercanos, aunque las reglas que contenía eran ampliamente conocidas por todos y respetadas.

Gengis Kan también creó un amplio sistema postal para enviar órdenes gubernamentales y reportes. En vista de la diversidad étnica, religiosa y tribal tanto de los civiles como de los militares en el imperio mongol, Gengis Kan insistió que toda lealtad debía dedicarse a él como Gran Jan y en nadie más. Se esperaba la obediencia de los más pobres hacia los más ricos.

Meritocracia

Gengis Kan prefería reinar a través de las aristocracias locales, aunque si éstas se le oponían no tenía reparo en eliminarlas. Sin embargo, entre los mongoles, aplicó una meritocracia: los títulos y cargos eran asignados teniendo en cuenta el valor mostrado en la batalla o la lealtad, en contraposición del antiguo sistema de herencia a través de la familia.

Religión y Libertad de culto

En el imperio mongol coexistían muchas religiones distintas con un grado limitado de libertad de culto. Con el pasar de los años Gengis Kan comenzó a desarrollar un intenso interés por las religiones que recorrían la Ruta de la Seda pues estaba convencido de que en ellas podría encontrar, mediante hechizos y ritos mágicos, el secreto de la inmortalidad. En consecuencia, se concedió libertad de culto total y se exoneró a los sacerdotes del pago de impuestos. Esto dio como resultado que la Ruta de la Seda se convirtiese en un foro de diálogo inter-religioso como nunca antes había existido en la Historia de la Humanidad. Los mongoles eran tradicionalmente animistas chamánicos, como lo era el propio Gengis Khan y sus hijos, aunque ya existían tribus cristianas que fueron unificadas por Gengis. A partir de la tercera generación, la mayoría de los nietos de Gengis Khan se convirtieron al budismo (como Kublai Khan y Abaqa Kan) que graudalmente se convirtió en la religión predominante entre los mongoles sustituyendo al chamanismo. Algunos kanes se convirtieron al Islam como Ghazan, sin embargo fue Altan Khan el primero en declarar al budismo, específicamente el budismo tibetano, como religión oficial del Imperio Mongol. A pesar de la coexistencia de gran cantidad de religiones dentro del Imperio Mongol y sus cuatro “subregiones” (judíos, cristianos, musulmanes, paganos, budistas, hindúes, etc.), no estuvo excento de conflictos religiosos. En el Ilkanato, que gobernaba Persia y gran parte del Medio Oriente, por ejemplo, la mayoría de los kanes fueron budistas gobernando sobre una población islámica, salvo los últimos tres kanes que fueron musulmanes.

Comercio

Los mongoles valoraban sus relaciones comerciales con los países vecinos, y mantuvieron su política de apertura al comercio durante sus conquistas y expansión. Todos los mercaderes y embajadores que tuvieran la documentación adecuada y autorización, eran protegidos mientras viajaban por sus dominios, razón por la cual se intensificó el comercio terrestre, del Mediterráneo a China, a través de rutas bien mantenidas y transitadas ya que no había miedo a los bandidos. Sin embargo, los mongoles no tuvieron mucha influencia en el comercio marítimo.

Después de Gengis Kan

Tras la muerte de Gengis en el año 1227, sus sucesores, bajo el segundo jan, Ugedei, continuaron la expansión. Esta expansión incluyó a Persia, acabó con los Xia y los restos de los Jwarizm-Shah, y condujo a un conflicto con la dinastía Song de China meridional, comenzando una guerra que no acabó hasta el año 1279 en el cual se produjo la ocupación total del país y la reunificación del gobierno de China bajo los mongoles. A finales de la década de 1230, los mongoles, bajo el mando de Batu Jan invadieron Rusia, provocando la muerte de alrededor de la mitad de la población local,[5] para luego reducir la mayoría de sus principados al vasallaje.

En el año 1241, tras haber derrotado a los ejércitos polaco y alemán en la batalla de Liegnitz, a los húngaros en la batalla del Sajo y a punto de lanzarse a la conquista de toda Europa, campaña que se prometía exitosa, tuvieron que volver a Mongolia para elegir al siguiente jan,[6] tras la muerte de Ugedei, si bien devastaron grandes áreas de Europa Oriental, incluidas Polonia, Lituania, Hungría, Croacia y Bulgaria.

Mapa de los dominios mongoles, entre 1300 y 1405

Mapa de los dominios mongoles, entre 1300 y 1405

Durante el año 1256, el nieto de Gengis Kan, Hulagu, partiendo desde la base mongola en Persia, conquistó el califato Abasida en Bagdad y destruyó el culto a los hashshashin, entrando por Siria y Palestina hacia Egipto. Pero el jan Möngke (su hermano) murió, por lo que Hulagu tuvo que volver para la elección de nuevo jan, y las fuerzas que había dejado como guarnición en Palestina al mando del general Kitbuqa fueron derrotadas por los mamelucos bajo el mando del sultán egipcio Kutuz y su general Baibars en el año 1260 en Ain Jalut.

Durante el reinado de Kublai Jan (hermano de Möngke y de Hulagu), el imperio empezó un proceso de división en varios Janatos más pequeños. Kublai se dedicó a la guerra contra la dinastía Song, consiguiendo el dominio sobre China, y a la región la llamo Manzi, mientras que los kanatos occidentales iban separándose progresivamente.

La rivalidad entre las tribus (producida por el complicado proceso de sucesión, el cual paralizó dos veces operaciones militares importantes y remotas como las de Hungría y Egipto, desbaratando campañas que se anunciaban victoriosas) y la tendencia de algunos kanes a beber en demasía hasta el punto de producirles la muerte (como fue el caso de Kuyuk), causó crisis sucesorias que aceleraron la desintegración del Imperio.

Decadencia

La decadencia del imperio mongol se dio por diversos factores, entre los cuales destacan los siguientes:

* Rivalidad tribal y crisis sucesorias: La estructura tribal del imperio mongol era relativamente frágil, y se mantenía cohesionada por la figura temible de Gengis Kan. Cuando murió, el Imperio, por su gran extensión, inevitablemente terminó por dividirse. Aquella división salvó a muchos pueblos de la amenaza que les representaba los mongoles, en especial a los habitantes de Europa. Por ejemplo, las disputas por la sucesión, hicieron que los mongoles se retiraran de Europa Central.
* Asimilación de las culturas conquistadas: Los mongoles, un pueblo que alcanzó el éxito militar por su condición de nómadas, asimilaron la cultura de los países conquistados, y rápidamente fueron absorbidos por los mismos. Además, su éxito creó divisiones, y pronto los mongoles comenzaron a pelear entre sí por los botines conquistados.
* Modelo militar anticuado: A pesar de que las tácticas que utilizaron los mongoles los volvieron casi invencibles, pronto mostraron sus limitaciones cuando el ejército mongol se hallaba en terrenos adversos. El ejército mongol se fundamentaba en los ataques en masa de su caballería ligera, ataques que no podían realizar cuando el terreno no permitía las maniobras a caballo. Así, por ejemplo, conquistaron las rutas y ciudades principales de Afganistán, pero nunca pudieron pacificar las regiones montañosas. Tampoco tuvieron éxito al intentar practicar la guerra naval, por ser un pueblo que durante mucho tiempo no tuvo acceso al mar. Este aspecto tuvo hasta cierto punto incidencia en la derrota de los mongoles al intentar conquistar el Japón.
* Desarrollo de la agricultura y carencia de efectivos militares: A pesar del extenso territorio que los mongoles tenían bajo su poder, contaban con un número de efectivos militares limitado. Eran muy pocos los jinetes y caballos lo suficientemente fuertes y hábiles como para formar parte del ejército, ese número iba disminuyendo conforme los mongoles se alejaban de su lugar de origen. Por último, el avance de la agricultura y su incursión en las estepas redujo la base económica que sustentaba la producción de los soldados y caballos.
* Uso de la pólvora: Finalmente, el uso de la pólvora en armas de fuego cambió el modo de hacer la guerra, y volvió anticuado el uso de las tropas de caballería, el fuerte de los mongoles, no sólo en Asia sino también en otras partes del mundo.

Legado

Entre los imperios resultantes del imperio mongol están el formado por la dinastía Yuan (de fundación mongola) en China y la Horda de Oro que controló Asia Central y Rusia meridional.

Fuente: Wikipedia

About these ads
Categorías:Civilización Mongol Etiquetas:
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: